Toda oscuridad tiene su luz

Karina Soledad Álvarez

Pcia. de Chaco

Y así llegaste carcinoma como un rayo que impacta con la tierra moviste cada partícula en mí. 

La oscuridad  invadió mi cuerpo  ya nada seria igual

Me arrinconaste, me quitaste el aire, me robaste la sonrisa 

Te llevaste mi pecho ... aquel que un día fue fuente de alimento, de cobijo y de protección para mi niño.

Atravesar este túnel oscuro fue duro. La mutilación fue solo el principio, ahora llego el momento del veneno sanador en las venas 

aquí es en donde realmente quise morirme  (pero tranquila esto paso cada 21 días y dura 3 meses la siguiente droga sanadora es mas llevadera pero va 1 vez a la semana durante 3 meses mas )

El miedo que siempre ronda y te paraliza, trato de ponerle la sonrisa a la lágrima para no afligir a mis afectos 

pero por dentro estoy paralizada, nada de lo que me digan alivia mi dolor, te culpas de no haber reconocido antes aquello que tenias en la mama, las lágrimas afloran como una catarata incontenibles, siento que me hundirme en vida  

Hasta que dices basta !!! 

Es ahí cuando tocaste fondo cuando ya no pueden quitarte mas nada, ahí nace la luz que al final se apodera 

del túnel, esa luz que te envuelve con un manto 

Esa luz se transforma en tu armadura que necesitas para enfrentar al gran monstruo que vive dentro de ti y que seguramente 

permanecerá en silencio durante mucho tiempo 

Sera mi batalla mas larga , pero aquí estoy parada frente a ti dispuesta a dar una pelea victoriosa por que se que puedo ganar !

Hoy tengo 35 años y me doy cuenta de que aprendí mas de todo aquello que perdí.

Darme cuenta de que la vida es para vivirla y no para amargarse por cosas que no tiene sentido 

Hoy la vida me regala esta oportunidad y no le pienso falla

A mi hijo Teo, mi marido, mis hermanas y mis amigos