Será

Miriam Carabajal

Venado Tuerto, Pcia. de Santa Fe

Me dirá usted
que la vida nunca ofrece garantías
que los márgenes de error
que las estadísticas.
Yo anudaré la garganta
para obligarme a digerirlo despacito,
para volver a convencerme
que puedo convivir con la incerteza.
Y usted me mirará –yo ahogada-
ensayará algún consuelo
y entenderé que también es su trabajo
esto de andar atacando certidumbres.
Quizá maldiga por lo bajo
pero renunciaré a las pretendidas inmunidades que quería
y afrontaré azares, contingencias, accidentes.
Usted me mirará confiado.
Y yo volveré a entender.
Será la vida.

(para mis médicos, mis terapeutas, mis buenos amigos, para los saberes en los que confío en medio de este tránsito)